Sobre Aneurismas Cerebrales

Sobre Aneurismas Cerebrales

Los aneurismas intracraneales son dilataciones adquiridas de arterias por dentro del craneo, en las que todas las capas de la pared vascular de la arteria están afectadas por cambios degenerativos que llevan a una dilatación del vaso y formación del saco aneurismático parecido a un globo, en donde por el adelgazamiento de sus capas tienen un alto riego de ruptura. Aún con las mejoras en el diagnostico oportuno, y las formas de tratamiento que pueden ser microcirugía o tratamiento endovascular, la presencia de ruptura de un aneurisma genera un sangrado dentro del cerebro, con un mortalidad aproximada de un 40 a 50% de los pacientes que presentan sangrado.

Sangrado secundario a la ruptura de aneurisma.

El método diagnostico de primera instancia puede ser mediante tomografía simple, en donde se puede apreciar la presencia de sangrado y sospecha del diagnostico. Y continuar con los pasos diagnostico según las guías mundiales.

Cuando se detecta un aneurisma incidental o o no roto, se recomienda el tratamiento dependiendo a las indicaciones especificas para cada paciente, se puede realizar un tratamiento endovascular o clipaje microquirurgico, siendo el objetivo de ambos la oclusión de circulación a la dilatación arterial que pone en riego la vida del paciente. El tratamiento preventivo puede eliminar o disminuir el gran riego de muerte que existe por esta

Enfermedad. Algunos de los síntomas que se presentan con mayor frecuencia en aneurismas no rotos: dolores de cabeza de gran intensidad súbita, que pueden llegar a despertar de un sueño profundo, que se asocia a visión borrosa o doble. En aneurismas rotos se puede presentar dolor de cabeza intenso, vómitos sin presentar nauseas seguido de deterioro neurológico como; desviación de la mirada, perdida de la fuerza de la mitad del cuerpo o alguna extremidad, crisis convulsivas, y hasta la muerte.!